La flor de Casillas

Iker Casillas pertenece a esa especie tan ibérica de los héroes caídos. Vivimos en un país que nos fascina encumbrar a un chaval de 18 años sin más bagaje que una brillante carrera nacional e internacional como juvenil para sentar en el banquillo a un portero consolidado por muy alemán, caro y campeón del mundo que sea. Y al mismo tiempo atropellar su madurez después de levantar todas las copas que un futbolista pudo soñar hacer. Lo único que queda para completar la trilogía hispánica es reconocer su categoría a título póstumo para echarle de menos. Todo llegará. Seguir leyendo “La flor de Casillas”

Anuncios