Europa en Serie (2 parte) Italia (1992), Dinamarca (1864, Borgen) y Noruega(Occupied)

1992

Desde Italia hace ahora un año me vi  1992 (Mille novecento novantadue). Y desde entonces espero y desespero por 1993. Diez capítulos envolventes. Ficción empotrada en un momento histórico reconocible. Un guion superlativo magníficamente interpretado.

Se trata de un drama situado en Milán, Roma y alguna que otra ciudad y villa transalpina. La serie se centra en la convulsión política, económica y social vivida en el país durante el principio de los años 90, acontecimiento conocido como Tangentópolis.
Es la caída de la vieja política. La corrupción y la mafia derriban a los partidos y políticos de siempre. Este thriller político repasa como vivió el país ese importante momento político y social; además de reflejar la creación de Mani Pulite (Manos Limpias), la organización liderada por el juez Di Pietro, tras la que se asumieron 1.200 condenas, decenas de suicidios de los implicados en el caso, varias absoluciones y la huida de Bettino Craxi, Primer Ministro cuando saltó el escándalo.

La inteligencia de la serie abre alguna predicción de futuro con la perspectiva del tiempo. El momento donde se plantea como un juego la posibilidad de que los personajes más admirados por los niños de Milan del momento Arnold Schwarzenegger y un tal Silvio Berlusconi se metan en política. La cosa queda en una ironía, un juegos de los estudios de mercado. LA perpectiva del tiempo apabulla y el entramado de un guión inteligente queda a la luz del que quiera verlo.

Me encanta la música, el Nightswiming o Everybody Hearts de The R.E.M o The Concept deTeenage Fanclub, o el Gypsy Woman (she’s homeles) de Crystal Waters tienen una capacidad de tele-transportación que me huelo que tiene que ver más con lo personal que otra cosa.

En cualquier caso el final es ya mítico, “1993 será un gran año”. Pues eso. Que quiero 1993 más pronto que tarde, que me pongo a “googlear” y no encuentro buena noticia alguna al respecto.

Y una reflexión de  fondo. ¿Esta serie adaptada al escenario español? Algo se vio en Crematorio, pero muy centralizado en el puro “ladrillazo” y su burbuja. Merece la pena darle una pensada al asunto. Los ingredientes están ahí, los viejos partidos pringado de corruptelas hasta las cejas, los nuevos partidos flotando, la crisis, la monarquía, el 15 M, los nacionalismos,… Claro nos falta el desenlace de todo esto. En Italia rompieron la baraja y repartieron de nuevo las cartas. Aquí la cosa no está tan clara, y menos a fecha de hoy.

Desde Dinamarca llegaron 1864 y la comentadísima Borgen. La primera es una serie histórica bien construida. Narra la Guerra de los Ducados, que enfrentó al Reino de Dinamarca con la Confederación Germánica (Prusia y el Imperio austríaco). Una adaptación literaria con una presupuesto importante. Para los amantes del cine histórico francamente recomendable.

Borgen es otra cosa. Un tratado político de primer orden. Una protagonista deliciosa que acerca al político a la gente. Que trata de adaptar su vida personal al bien común. Dialogante, centrada y liberal sobrevive a pactos y traiciones entre social-demócratas, conservadores, verdes y derechosos nacionalistas. La relación con los medios cobra un protagonismo que a uno le hace dudar de lo que ve y oye en el mundo real.

No obstante es una serie que reivindica la política para mover y mejorar la sociedad. La serie no es actual, es casi ya un clásico, pero merece unas líneas en este repaso. La tercera temporada cerró la trilogía el pasado año.

Y termino con la noruega Occupied. Esta la tengo calentita, y seguramente le echaré algo más de espacio en un post posterior.

El planteamiento es así de simple. Se imaginan a los rusos invadiendo un país europeo, o en este caso Noruega. Pues bien, los que sepan un pelín de historia no tienen mucho que imaginar. Noruega fue invadido por la entonces URSS de Stalin en 1940, y la Rusia actual la hemos visto en Ucrania, tomar Crimea en un par de días. Justo cuando comenzaba el rodaje de la Occupied.

El planteamiento del porqué lo hacen con la connivencia de la Unión Europea, es que un gobierno verde de corte ecologista quiere desarrollar un proyecto de energía limpia. Adiós al gas y al petróleo como fuentes de energía predominantes del mundo desarrollado. La importancia de Noruega como fuente de ambos recursos plantea un problema mayúsculo. La respuesta de una decisión que afecta lo supranacional es esa.  Muchos intereses en juego detrás de la energía de los fósiles.

A partir de ahí, los términos de la invasión son parciales, el gobierno tiene la voluntad secuestrada y los servicios secretos y lo más próximos al gobierno se debaten en acciones que no queda claro a quién apoyan. Están con el gobierno, con el invasor, con l gobierno secuestrado,… La rebelión comienza donde siempre. Desde el pueblo.

La fuerza de la serie es que desgrana una situación desde la ficción con muchos cabos que la conectan con el mundo actual. Historia ficción con la nube del porque no puede ocurrir.

Reflexiones sobre la verdadera libertad de un país. La aldea global hace que una decisión en un país pueda ejercer como la pieza de dominó que desencadene consecuencias en países relacionados. Pienso en Italia y como cayó Berlusconi, pienso en Grecia, se me viene a la cabeza Portugal, Ucrania… ¿Y los países que no se mueven? Uys, mejor no pienso más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s