Del sueño de Obama. Luces y sombras.

La luz de Barack Obama se apagó, por el fondo aparece la luz cegadora de Donald Trump. Fin de una era e inicio de otra que pinta muy distinta. Hemos pasado de la esperanza del sueño de Martin Luther King al que asistimos hace ocho años a la inquietud generalizada de un nuevo tiempo que avisan de cambios sustanciales.

A la espera de Trump llega el momento de hacer un breve balance de la era Obama. Ocho años contradictorios. Luces y sombras. Entre lo que pudo ser y no fue. Lo que indiscutiblemente es, y lo que discutiblemente se ha podido hacer. A medio camino entre sus promesas y los hechos. Durante los últimos días he estado leyendo diversas visiones de personalidades de diverso corte acerca de su mandato. Y el abanico abre la visión desde la añoranza del que se acaba de marchar hasta la farsa de su completa obra. Vamos poco a poco. Seguir leyendo “Del sueño de Obama. Luces y sombras.”

Anuncios

La sociedad líquida, ¿ahora caigo?

La semana de buenos propósitos renovados año tras año cuando la contabilidad del calendario decide terminar que el almanaque que nos acompañó 365 días va tocando a su fin.

La rutina del día a día nos estrella con aquello que dejamos semanas atrás cuando el espíritu navideño dejó a un lado la pura realidad.

¿Y cual es la realidad? Pues imagino que tantas como gentes que se mueven en una sociedad con mil caras. Que premia la inmediatez sobre lo que perdura.  Que cada vez obliga más a amoldarse a lo que venga. Que consume bajo la premisa del usar y tirar. Una sociedad que entiende la educación desde el punto de vista de la practicidad de afilar una determinada materia para simplemente ser hábil haciéndolo. Atrás quedaron los tiempos donde la educación se entendía con la acumulación de conocimientos estables que se acumulaban en el interior de cada cual y que crecían con el paso de tiempo para ser utilizado en cualquier momento. La imagen ha derrotado a la letra.

Y lo mejor, todo esto que ha sucedido en apenas unos años está en constante movimiento, y el flujo líquido de esta inercia es impredecible. Seguir leyendo “La sociedad líquida, ¿ahora caigo?”

Bowie, Prince, Cohen y Michael, la marcha fúnebre de 2016

Cuando Ludwig Van Bethoven escribió su tercera sinfonía, La Heroica, que primero dedicó a Napoleón al cual admiraba, y que después lo dejo en “La Memoria de un Gran Hombre”, cuando el mandatario corso se nombró a sí mismo Emperador, no tenía ni idea que uno de sus movimientos más emocionantes se iba a convertir en La marcha fúnebre para hedonistas del futuro. La más popular la compuso apenas unos años después Chopin.  Y en realidad esta última es la que asocia con mayor claridad el ideario popular.

De lo que no tenía ni idea el compositor polaco es que iba a utilizar su conocidísima obra maestra para apenas juntar unas letras y al son de sus emocionantes compases cerrar un año luctuoso para la música de toda una generación. La mía. Piensen en los nacidos alrededor de los 70, y vamos a agruparlo para todos aquellos que nacieron 5 años antes y también los 5 años después. El 2016 pasará a la historia como el año que se llevó a Bowie, a Prince, a Leonard Cohen y a George Michael. Iconos indiscutibles de los últimos 40 años. Seguir leyendo “Bowie, Prince, Cohen y Michael, la marcha fúnebre de 2016”