La sociedad líquida, ¿ahora caigo?

La semana de buenos propósitos renovados año tras año cuando la contabilidad del calendario decide terminar que el almanaque que nos acompañó 365 días va tocando a su fin.

La rutina del día a día nos estrella con aquello que dejamos semanas atrás cuando el espíritu navideño dejó a un lado la pura realidad.

¿Y cual es la realidad? Pues imagino que tantas como gentes que se mueven en una sociedad con mil caras. Que premia la inmediatez sobre lo que perdura.  Que cada vez obliga más a amoldarse a lo que venga. Que consume bajo la premisa del usar y tirar. Una sociedad que entiende la educación desde el punto de vista de la practicidad de afilar una determinada materia para simplemente ser hábil haciéndolo. Atrás quedaron los tiempos donde la educación se entendía con la acumulación de conocimientos estables que se acumulaban en el interior de cada cual y que crecían con el paso de tiempo para ser utilizado en cualquier momento. La imagen ha derrotado a la letra.

Y lo mejor, todo esto que ha sucedido en apenas unos años está en constante movimiento, y el flujo líquido de esta inercia es impredecible.

La sociedad líquida no es un concepto que salga del que escribe estas letras. Muchos de los conceptos que asoman por aquí los podría compartir sin la menor duda, en otros quizá de un modo parcial, pero lo que uno ha hecho con ello es pasarlos por la cabeza de un modo desordenado y quizá rozarlos en algunos escritos precedentes.

Estos conceptos, entre otros muchos más los lanzó al mundo el sociólogo, filósofo y ensayista polaco de origen judío Zigmunt Bauman que falleció esta semana en Leeds a la edad de 92 años. Testigo del S. XX y jalonado por premios y menciones tan importantes como por ejemplo el Principe de Asturias de Comunicación y Humanidades de 2010 su obra que comenzó en los años 50 trató temas como las clases sociales, el socialismo, el holocausto, la hermeneútica, la modernidad, la posmodernidad, el consumismo, la globalización y la nueva pobreza.

EL propio desarrollo cronológico de los temas tratados por Bauman le dio la perspectiva para acuñar el concepto de modernidad líquida. De la solidez de un mundo en el que se desarrolló el S.XX donde el concepto de estabilidad era un valor en sí mismo, hasta la fluidez de nuestro tempo donde los jóvenes buscan la experiencia del momento hasta que dura y luego buscar otro.

Cuando uno andaba aún masticando un poco el fallecimiento Bauman. Basicamente interesándome un poco más por lo poco que uno sabía me aparece en alguna red social el acontecimiento televisivo del día.

Sucedió a dos jóvenes que serán merecida carne de zapping televisivo hasta que otro suceso del corte de los descojones catódicos lo sepulte en el mastodóntico volumen de archivo audiovisual diario de nuestros días. Pero vamos todo lo que se ría el personal de ellos les estará bien empleado por acudir a la tele para conseguir el minuto de gloria warholiano. Ahí lo tienen, para que se lo oculten a amigos o familia. A lo peor la vanidad de la televisión les puede, y prefieren el escarnio al anonimato.

Relato lo ocurrido. Imaginen a dos concursantes en un programa de televisión que miden sus conocimientos sobre cosas. En concreto Ahora Caigo. No es que tengas que ser ningún erudito, pero vamos se supone que el que vaya por ahí debería andar más o menos en unos niveles mínimos de culturilla general. Lo poco que lo he visto también permite la aparición del friki del pueblo o de su barrio que pasaba por allí. Pero al menos el concursante principal debería estar al nivel de aguantar con dignidad media hora de programa. Digo yo.

Bueno voy al tema. Imaginen a dos individuos recibiendo pistas para identificar un acontecimiento. Pasan las pistas y muy  al final logran acertar. Justo antes de que la mitad del país decida contarse la venas, mientras que la otra mitad se las va dejando largas.

Primera pista. “Sucedió en el S.XX”. Aquí mutis por el foro. El concursante calla. No voy a pedir que se la juegue –el error en la respuesta no penaliza- con la Revolución rusa, la invención de la penicilina, o que García Márquez escribiera Cien años de soledad. Entiendo que la amplitud de la primera pista puede dejar el silencio del que espera la segunda para ir centrando el tiro.

Segunda Pista. “Conflicto Social, político y bélico”. Ya se puede ir centrando el tiro. Pero vamos de nuevo silencio. La sensación es que lo de social y político lo conocen. Lo de bélico les viene más lento. Pero todo junto unido a conflicto, les deja sin palabras.

Tercera Pista. “La Pasionaria”. Directamente, queda claro que no sabían quién fue. Una generación que da carpetazo a una figura histórica de su talla queda retratada. Se puede andar en las antípodas de su ideario, pero merece ser recordada por la vehemencia de su lucha, por la defensa de la clase obrera, por ser una de las voces militantes de la resistencia republicana de Madrid con el No Pasarán. También, por su exilio comprometido, por sus alocuciones desde Radio Pirenaica, por su regreso en la democracia junto a Alberti desde aquella mítica escalerilla de avión, por ser diputada de nuevo, por abrazar la concordia de todo un pueblo desde la perspectiva de quien luchó, vivió y perdió una guerra. Y todo, por si fuera poco esto, siendo mujer. Tampoco pido que se maneje todos estos datos, pero no identificar a La Pasionaria con un momento tan concreto de la historia ya iba avisando de lo que nos esperaba.

Cuarta pista. “Inspiró el Guernica de Picasso”. Por aquí ni Guernica, ni Picasso.  Uno de las obras de arte más impactantes y conocidas del S.XX. Sin entrar en los motivos de lo que retrata, en realidad el primer bombardeo a población civil en la historia. Pero vamos, vivir ajeno a que existe un cuadro con ese nombre, ese autor dentro del contexto de un acontecimiento concreto con las tres pistas anteriores tiene mérito. Les habrá pillado pasando de pantalla en la Play. Si creen que esto no se puede mejorar, esperen.

Quinta y Sexta pista. “Hubo un alzamiento” y “Tuvo lugar en España”. Llegados a este punto se obró el milagro. Uno de los concursantes se ve obligado a abrir la boca. En el público ya se empezaba a mover el personal nervioso y a expresar algún gesto de incomprensión.

La respuesta ya disparó todas las alarmas a presentes y ausentes. “El alzamiento del 2 de Mayo”. Imagino que por aquello de “Alzamiento” en una de las pistas.

El disparate avanzaba ya al galope. La séptima pista “Dio paso a una dictadura”, encontró la respuesta de “La Democracia”. La octava “Nacionales y Republicanos” aceleró la siguiente barbaridad “23F”. Justo antes de que con la novena “Paró la Liga de fútbol” encontrara la callada por respuesta.

La última pista “Muchos se exiliaron”, que estaba condenada al anonimato hasta en un concurso de la más cerril despedida de solteros que se imaginen dio con la respuesta adecuada, y con el alivio de presentes, televidentes y ausentes.

La sociedad líquida que aventuraba Bauman tomaba forma ante una generación que seguramente está muy dotada para quehaceres determinados. Técnicos y tecnócratas que diseñan y ejecutan con la precisión de una máquina. Conocimiento precisos de usar y tirar.

Quiero pensar que se trata de un mal retrato de una generación, que no conoce su historia en el grado más elemental. Que consumen las manipulaciones de unos políticos que juegan con los mismo hechos y datos para contarte historias que no parecen la misma.

Quiero pensar que la sociedad liquida que retrataba Bauman se mueva sobre la solidez de rescatar las mejoras del pasado. Uno a estas alturas cree mucho más en la evolución que en la revolución. Eso o que por lo menos las mentes líquidas que nos alegran la televisión de nuestros días pasen más tiempo a la sombra. Ya saben lo que pasa cuando el sol acciona sobre los líquidos. ¿Sociedad Gaseosa?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s