Boicot a Trueba o historia la”anti-española” españolada

La reina de España pasa por ser la última producción de un tal Fernando Trueba. El oscarizado director de cine español ha presentado su última película bajo el signo del boicot de aquellos que le estaban esperando detrás de las múltiples esquinas que esconde las redes sociales.

Bueno la gran noticia es esa, y quizá la segunda sería despejar la incógnita de los pobres resultados en taquilla del último largometraje del director de cine madrileño. No está claro si la virulenta campaña emprendida contra su producción es la causa o quizá sea simplemente que la producción no interesa. Así de simple.

Parto de la base que aún no he visto la película. No es un género que en los últimos tiempos esté esperando que se estrene para acudir a verlo. Me conformo con navegar el devenir de los días y esperar a que más bien sea ella quién se cruce en mi camino. Entonces la veré.

He leído algunas críticas sobre ella. El denominador común sobre su factura es irregular. A ratos interesa, en ocasiones no está mal, y en otras se le va la mano. En lo que sí coinciden todas es de ser una de las películas más españolas de los últimos tiempos. Reivindica a los grandes profesionales secundarios del gremio. La historia se plantea desde el seno de una de esas mega-producciones planteadas por directores de cine norteamericanos en la España de mediados del S.XX. Entonces se alumbraron Los Espartaco, 55 Días en Pekín, La caída del Imperio del Romano,…

Pues bien, la trama se desarrolla alrededor de una de esa fallidas producciones Seguir leyendo “Boicot a Trueba o historia la”anti-española” españolada”

Paquita Salas, entre Carmina y el color de Almodóvar

Lo moderno es micro. El minimalismo elude la riqueza del adorno, y siempre ha sido más barato. También puede ser genial. Algo micro puede tener mucho más contenido que su equivalente en macro. Lo micro no es bueno en sí mismo. Digamos que es concentrado y además una tendencia. Un signo de nuestro tiempo. Un empeño conceptual y físico de empotrar todo lo que tienes en el armario que te puedes permitir. Da igual que cuentes con 140 caracteres para escribir, 2 minutos de video, 10 minutos en tv o una cajonera de 3x14x16. Ahí por ejemplo te cabe el número Pi. Lo difícil es tener algo que contar.

Pero es cierto que lo micro puede ser también vacío, poco original, aburrido, torpe, zafio, insípido, incoloro… No es el caso.

Como uno no escribe de lo que no tiene contenido me apetece juntar unas pocas palabras para hablar de Paquita Salas. ¿Qué es Paquita Salas? Seguir leyendo “Paquita Salas, entre Carmina y el color de Almodóvar”